Los Anunnaki (antigua transcripción acadia por el sumerio Anunna, que significa «Hijos de Anu») son un grupo de deidades sumerias y acadias identificadas en los textos con los Anunna y los Igigi, dioses menores.

Originalmente pertenecían al panteón de la ciudad de Nippur. Se mencionan también en Lagash y en Eridú. En esta última ciudad los Anunna eran cincuenta.

Según la mitología mesopotámica, los Anunna eran, inicialmente, los dioses más poderosos y vivían con Anu en el cielo. Posteriormente, sin que se haya establecido un motivo claro de este cambio, fueron los Igigi los considerados como dioses celestes mientras el término Anunna se empleaba para designar a los dioses del Inframundo, especialmente a siete dioses que hacían la función de jueces en el Inframundo.

En el mito de Atrahasis se afirma que, antes de la creación del ser humano, los dioses tenían que trabajar para vivir. Entonces, los Anunna lograron que una categoría de dioses inferiores, los Igigi, trabajaran para ellos, hasta que se rebelaron y se negaron a seguir trabajando, entonces decidieron exterminarlos. Enki creó a la humanidad para que esta asumiera la responsabilidad de realizar las tareas que los Igigi habían abandonado y a través del «culto» suministrarían el alimento y oro a los dioses.

En el poema Enûma Elish, fue Marduk quien creó la humanidad y después dividió a los Anunna entre el cielo y la tierra y les asignó tareas. A continuación, los Anunna, agradecidos a Marduk, fundaron Babilonia y edificaron un templo en su honor, llamado Esagila.

En el Poema de Gilgamesh, la morada secreta de los Anunna estaba en el Bosque de los Cedros.

En la versión sumeria del Viaje de Inanna a los Infiernos, los Anunna ejercen una labor de jueces del Inframundo.

Los Annunaki y los sumerios

Los Anunnaki fueron los dioses de la civilización sumeria. Los Sumerios, fueron una de las primeras culturas de la humanidad, evolucionaron entre el 5,300 y el 2,000 AC; y siguen siendo una de las civilizaciones más avanzadas y sorprendentes que se conocen. Esta civilización es famosa sobretodo por ser la inventora de la primera forma de escritura, la escritura cuneiforme.

Los sumerios descubrieron la rueda, tenían avanzados conocimientos de matemáticas, geometría y astronomía; descubrieron también la agricultura en esa región del mundo; y tuvieron escuelas donde se impartían conocimientos científicos y musicales y hasta llegaron a dibujar todos los planetas de nuestro sistema solar.

Los sumerios utilizaron la música como una ofrenda a los dioses; compusieron en la escala de siete notas que aún hoy usamos en la música occidental; llegaron a tener más de 20 instrumentos entre vientos, percusión y cuerdas (especialmente la Lira); y también desarrolaron una escritura para la música que producían; algo así como el actual pentagrama.

Como casi todas las culturas antiguas, adoraban a unos dioses determinados; ellos los llamaban Anunnaki, seres que provenian del cielo, en concreto del planeta Nibiru. Creían que la raza humana fue manipulada genéticamente por estos seres. Y que no evolucionó al azar. Incluso la tecnología que los Sumerios nos dieron, vino de estos seres. Pensaban también que estos seres fueron los que nos enseñaron todo tipo de conocimientos y sabiduria; como a cultivar y a realizar construcciones.

Los Annunakis tendrían un aspecto como de humanoides de 3 metros con aspecto de reptil.

La necesidad de oro para los Annunaki

Según los sumerios,la atmósfera de Nibiru se debilitaba y los Anunnaki necesitaban oro para restaurarla. Los Annunaki se instalaron en la tierra hace 500.000 años; mucho antes de que las primeras civilizaciones humanas conocidas; y crearon minas de oro en Oriente Medio. Crearon un asentamiento minero que llamaron Eridug ; en el Golfo Pérsico; bajo un líder llamado Enki.

Estate al día de las novedades de la web entrando en el canal de Telegram https://t.me/webikapon.

Fuentes:

https://es.wikipedia.org/wiki/Anunnaki

Blog historiadeconocida.com