Sí, hay un punto G masculino, y aquí digo 4 cosas que puedes hacer para encontrarlo.

Para muchos hombres, la idea de que alguien toque su próstata (ya sabes, esa glándula del tamaño de una nuez entre la vejiga y el pene) suena tan aberrante como hacerse un tratamiento de conducto.

Pero para otros hombres, tanto heterosexuales como homosexuales, explorar la próstata puede traer nuevas alturas de placer y excitación sexual.

De hecho, es tan placentero que algunos expertos en salud sexual han llamado a la próstata el “punto H masculino”.

«El ‘punto H masculino’ está en la próstata a unas dos pulgadas en el recto hacia el vientre», explica Susan Milstein, PhD, educadora sexual y profesora del Departamento de Mejora de la Salud, Ciencias del Ejercicio y Educación Física de la Universidad de Rockville. Campus del Montgomery College en Maryland.

punto h

Eso es porque la próstata contiene una tonelada de terminaciones nerviosas (de hecho, hay casi tantas terminaciones nerviosas en la próstata como en el clítoris).

“Realmente puede abrir una nueva vía de placer para los hombres si están dispuestos a probarlo”, agrega Milstein.

De hecho, aunque muchos hombres desconfían de la estimulación anal, las ventas de masajeadores de próstata han aumentado en los últimos años.

Según datos de la empresa de productos de placer HealthyAndActive, las ventas de masajeadores de próstata han aumentado un 56 % en los últimos cinco años, especialmente entre hombres heterosexuales mayores de 45 años.

Los hombres pueden incluso tener orgasmos prostáticos sin estimulación del pene.

“El orgasmo de tu próstata es un orgasmo de cuerpo completo y sientes una sensación de hormigueo por todas partes. Esto se opone al placer más aislado y directo de un orgasmo regular a través de la masturbación o la penetración. En general, un orgasmo prostático requiere más tiempo para calentarse y más energía. Pero vale totalmente la pena”, dice Chris (el apellido se ocultó por razones de privacidad), educador sexual en The Pleasure Chest en Los Ángeles.

Para garantizar una experiencia de masaje de próstata cómoda y segura, es importante seguir estos pasos.

1. Esté preparado

Si está intentando un masaje de próstata usted mismo, asegúrese de que sus manos estén limpias. (Si lo está intentando con un compañero o una compañera, recomiéndale lavarse las manos).

Quizás lo más importante, “siempre use lubricante, ya que el ano no se autolubrica. Si te duele poner algo en el recto, disminuye la velocidad y agrega más lubricante”, dice Chris.

Recomienda un aplicador similar a una jeringa llamado tirador de lubricante si no se siente cómodo aplicando lubricante con los dedos.

2. Da pequeños pasos

Antes de entrar, comience con un suave masaje externo en el perineo (también conocido como grundle o mancha), que se encuentra entre los testículos y el ano.

“Tómate un tiempo a solas para conocer tu cuerpo. Acuéstese boca arriba con el trasero debajo de una almohada, inclinando las caderas hacia arriba para facilitar el acceso. Comience masajeando su perineo con la mano o los dedos. Aplica lubricante en tu dedo y frota tu ano externamente para estimular las terminaciones nerviosas”, dice Chris.

3. Explora la estimulación interna

Si el masaje externo se siente bien, doble su dedo (en este punto, lubricado) en su recto hacia su ombligo.

“Dos pulgadas más o menos adentro, deberías poder sentir tu próstata”, dice Chris.

Es importante tener en cuenta que realmente no tienes que ir mucho más allá, especialmente en tu primer intento.

“La gente cree que es necesario meter toda la mano ahí arriba, pero no es así como funciona”, dice Milstein. “Inserte un dedo unas pocas pulgadas en su ano y empújelo hacia atrás. Muévelo un poco, toca las paredes internas y aplica diferentes cantidades de presión para ver qué te sienta bien”.

4. Prueba un masajeador de próstata

Antes de explorar los masajeadores de próstata, es posible que desee comenzar con un tapón anal para acostumbrarse a la idea. Los masajeadores de próstata adecuados están diseñados de manera diferente para alcanzar el punto H masculino: la próstata.

“Siempre es aconsejable comprar un estimulador con una cola o una base ancha o un juguete adecuado para que no se pierda ahí arriba.  Siempre hay casos de hombres que requieren asistencia hospitalaria por cuerpos extraños atrapados en el canal rectal. Piezas de plástico, botellas y vegetales son algunas de las cosas que se utilizan para estimular el ano y la próstata, todas ellas inapropiadas y con riesgos de atascarse en el canal.

Aquí te dejo ejemplo de un estimulador de próstata. Creo que poca gente conoce el objeto en cuestión, así que me aseguro de presentarlo: es más específico que los dildos (estimula la próstata de forma más directa) y tiene un cierre de seguridad en su base para evitar que se » succionado» por el ano.

Masajeador de próstata juguete para hombres, propulsor de motor anal sexual

Algunos modelos tienen vibradores, otros son más simples. Vienen en diferentes tamaños y son relativamente baratos.

Si un día decides usar uno, utiliza un buen lubricante y empezá poco a poco. y a disfrutas con tu pareja.

Estate al día de las novedades de la web entrando en el canal de Telegram https://t.me/webikapon​. Síguenos en nuestras Redes Sociales: Twitter: @ikapon https://twitter.com/ikalopon​

Facebook: ikapon https://www.facebook.com/ikalopon​

Podcast: ikapon podcast. Ciudadanos del mundo https://us.ivoox.com/es/perfil-ikapon

Nuestra Tienda, Ikapon.Store, donde encontrarás una gran variedad de productos de excelente calidad y a precios convenientes! ¡Visítanos! https://www.ikapon.store