El squirting es un tema candente. Ya sea que lo hayas visto en la pornografía o simplemente hayas escuchado rumores al respecto, pues no eres el único que siente curiosidad por estos chorros.

Segun datos de PornHub de 2015 a 2019 revelan que cada vez más personas buscan videos de mujeres teniendo un squirting.

Lo primero es lo primero: ¿Qué es el squirting?

Es una descarga de líquidos similar a la orina que descargan algunas mujeres al alcanzar el clímax.

¿Es real el squirting?

¿Es Real el Squirting Qué sabemos sobre la eyaculación femenina
¿Es Real el Squirting Qué sabemos sobre la eyaculación femenina

Definitivamente aun hay dudas y se sigue investigando.
Algunos estudios siguieren que esto de producir muchos líquidos es solo uno de los muchos efectos secundarios comunes pero inesperados del sexo.

A partir de ahí, se vuelve un poco más complicado. Los doctores también argumentan que los chorros pueden ser incontinencia coital también conocida como pérdida involuntaria de orina durante las relaciones sexuales, que según la investigación podría afectar entre una décima y dos terceras partes de las mujeres.

Una investigación de 2018 publicada en el International Uroginecology Journal afirmó que el squirting, la eyaculación femenina y la incontinencia coital «son fenómenos con varios mecanismos y podrían diferenciarse según la fuente, la cantidad, el mecanismo de expulsión y los sentimientos subjetivos durante las actividades sexuales.

La última investigación encontró que el chorro de agua es en realidad un chorro de líquido que sale de la uretra y es, de hecho, orina, según el experto sexual Logan Levkoff, Ph.D., educadora sexual certificada en la ciudad de Nueva York.

Es por eso que algunos expertos argumentan que el squirting podrían ser incontinencia coital. La investigación de 2018 mencionada anteriormente también define los chorros como la expulsión orgásmica de una forma de orina que sale del cuerpo a través de la uretra.

¿Qué es la eyaculación femenina?

El líquido de la eyaculación femenina, por otro lado, es la liberación de una sustancia blanca más espesa y lechosa que en realidad es muy similar al semen, solo que sin el esperma, según Levkoff.

De hecho, esta sustancia incluso está compuesta de ácido prostático, glucosa y fructosa, similar al semen. También define la eyaculación femenina como la secreción de un «pequeño líquido espeso y lechoso que sale de la glándulas de Skene durante el orgasmo».

La diferencia entre squirting y eyaculación femenina se mostró en un estudio de 2014 publicado en The Journal of Sexual Medicine. Los investigadores hicieron que las mujeres orinaran y luego las estimularan sexualmente hasta que eyacularan.

Las ecografías pélvicas mostraron que las vejigas de las mujeres estaban al menos parcialmente llenas antes de salir a chorros, pero vacías después, lo que indica que el líquido se originó en la vejiga.

Efectivamente, cuando los investigadores analizaron el líquido, cinco de cada siete de las muestras eran químicamente idénticas a la orina.

La pornografía ha animado a los hombres a creer que cuando realmente han sacudido el cuerpo de una mujer y que esta totalmente excitada, esta comenzara a tener un fuerte orgasmo acompañado de grandes chorros de agua.

La mujer promedio, incluyéndome a mí, no sabe si el squirting es real o falso más allá de las leyendas urbanas y de lo que se muestra en las peliculas porn.

Ian Kerner, experto en salud sexual y autor de bestsellers de The New York Times de She Comes First: The Thinking Man’s Guide to Pleasuring a Woman, dice que el chorro involuntario es el monstruo del lago Ness del sexo. En otras palabras, una leyenda imposible de verificar.

Por otro lado, el «chorro» o «squirting» es en realidad causado por una manipulación deliberada por parte de la mujer de su propio cuerpo, específicamente una intensa presion sobre la pelvis, según Kerner.

Básicamente, apretar y soltar la vejiga con fuerza. Mientras que la pornografía enmarca el squirting como una «recompensa» por la capacidad placentera de la pareja masculina, que supuestamente representa a una mujer que ha sido complacida hasta el punto de perder el control de sí misma, la realidad es lo contrario, señaló Kerner.

Squirt no tiene nada que ver con la intensidad del orgasmo. De hecho, las mujeres que lo hacen probablemente estén más enfocadas en cumplir las fantasías sexuales de sus compañeros sexuales masculinos que en disfrutar de un orgasmo.

Muchos terapeutas sexuales realmente piensan que esforzarse para chorrear puede dañar los músculos pélvicos, dijo Kerner. «Cuando lo piensas, un orgasmo es un proceso involuntario. Independientemente de lo que suceda durante el sexo, los orgasmos son inconscientes e implican relajarse y dejarse llevar».

Kerner advirtió que si le preguntaba a la gente de la industria para adultos, probablemente dirían lo contrario, dado que el chorro de agua es una fuente de ingresos para ellos.

Pero el director de pornografía Billy Watson, que también escribe un blog llamado I Shoot Porn (NSFW), está dispuesto a admitirlo (en un lenguaje colorido)

«No tengo ni puta idea», dijo Watson. «Ojalá lo hiciera. La eyaculación femenina es un jodido misterio para mí. Lo he visto suceder todo tipo de veces, generalmente cuando el actor masculino tiene un pene realmente grande.

Una vez, una actriz arrojó una tonelada en mi ella era una de las mejores en ese «truco»

Tara Lynn Fox, una de las actrices porno con las que ha trabajado, confirmó que, en el porno, el chorro de agua, la versión extrema del chorro, es a menudo humo y espejos. Y duchas vaginales.

Mientras filmaba una escena para un sitio fetiche de squirting, Fox parecía no poder hacerlo de forma natural, así que «el director llenó un montón de duchas vaginales con agua y me hizo acostar de espaldas y comenzó ¡llenándome!

Entonces, tan pronto como pensó que había suficiente, tiró la botella fuera de la vista y presionó el botón de grabación, y comenzó a frotar ferozmente mi clítoris para que pareciera creíble».

En última instancia, el mito del «squirting» ha sido dañino tanto para hombres como para mujeres ya que muchos hombres se sienten presionados a complacer a su pareja pensando que si no tiene un squirting no fue buen amante.

Nadie se beneficia del concepto del squirting mas que la industria del porno. En conclusión. Tener una relacion sexual intensa no requiere de cosas extremas, la complicidad el deseo y amor son suficientes para tener la mejor experiencia sexual y con orgasmos intensos. Orinar en la cama no es sexy. 🙂