Los estudios han encontrado que tener un gato puede disminuir sus niveles de estrés. Ser propietario de un gato puede reducir el riesgo de varias enfermedades cardíacas, incluido un derrame cerebral, en alrededor del 30 por ciento.

El “ronroneo’ de un gato es uno de los sonidos más reconfortantes del mundo y, si bien ciertamente significa que su gato está feliz y cómodo, el sonido también se ha asociado durante mucho tiempo con una capacidad de curación terapéutica en huesos y músculos humanos.

El ronroneo crea vibraciones a una frecuencia de 20-140 HZ, y los estudios han demostrado que las frecuencias en el rango de 18-35 HZ tienen un efecto positivo en la movilidad de las articulaciones después de una lesión, los científicos han comenzado a hablar sobre cómo el ruido del gato podría ayudar.

Parece ser que esta vibración sonora estimula la curación de tejidos, especialmente en lesiones que afectan a tendones y músculos. Asimismo, reduce el dolor y ayuda a incrementar la densidad ósea.

También se dice que el ronroneo ayuda a nivelar el estado de ánimo de las personas, reduciendo el cansancio, el estrés y la ansiedad.

Varios estudios en el Reino Unido han encontrado que las personas (especialmente las mujeres) prefieren dormir con sus gatos sobre sus parejas, e incluso informan que duermen mejor con un gato que con un compañero de cama humano.

Otro estudio reciente del Centro Clínico de Medicina del Sueño, pudo confirmar esos hallazgos: el 41 por ciento de las personas en ese estudio indicaron que dormían mejor debido a su mascota.

Tener un gato a tu alrededor puede desencadenar la liberación de químicos calmantes en tu cuerpo que disminuyen tu nivel de estrés y ansiedad.

Los gatos son conocidos por ser muy bajos en mantenimiento y una simple sesión de caricias suele ser suficiente para que tanto usted como su gato estén felices.

En 2002, el Institutos Nacionales de la Salud publicó un estudio donde descubrió que los niños menores de un año que estaban expuestos a un gato tenían menos probabilidades de desarrollar todo tipo de alergias.

Según Marshall Plaut, MD, jefe de la sección de mecanismos alérgicos en el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, “la alta exposición de mascotas en la vida temprana parece proteger no solo la alergia a las mascotas sino también otros tipos de alergias comunes, como la alergia a ácaros del polvo, la ambrosía y la hierba”.

E otro se encontró que durante un período de 10 años, los dueños de gatos tenían un 30% menos de probabilidades de morir de un ataque cardíaco o un derrame cerebral que los no propietarios de gatos (aunque esto podría deberse a que los dueños de gatos son más relajados y tienen menos estrés en general).

El estereotipo de que los perros son más cariñosos que los gatos es solo eso: un estereotipo. De hecho, resulta que los gatos pueden ser tan buenos compañeros como los perros, especialmente para las mujeres.

Un estudio austriaco realizado en 2003 encontró que tener un gato en la casa es el equivalente emocional de tener una pareja romántica. Además de iniciar el contacto la mayor parte del tiempo, los estudios han demostrado que los gatos recordarán la amabilidad mostrada y les devolverán el favor más tarde.

El efecto calmante de tener un gato desencadena la liberación de oxitocina, la hormona conocida por inducir sentimientos de amor y confianza. Las personas que atraviesan momentos difíciles de aflicción o de luto informan que hablar con su mascota ayuda a resolver sus sentimientos, ya que a menudo es más fácil hablar con algo que no responde y no se puede juzgar que con otro ser humano.

Además, se descubrió que los niños con autismo tenían más probabilidades de estar menos ansiosos y tranquilos mientras acariciaban a un gato.

Hasta el Centro para la Prevención y el Control de Enfermedades reconoce que uno de los mayores beneficios de tener mascotas es su capacidad para calmar nuestro sentimiento de soledad.

A veces son quienes mejor saben escuchar después de un día complicado, y su cara cuando cruzamos la puerta nos recuerda que siempre hay alguien emocionado por vernos.

Según investigadores de las Universidades de Miami y Saint Louis, las mascotas pueden cumplir las necesidades sociales de una persona al igual que la compañía de otros humanos. Ellos nunca te rechazaron y siempre te dedicaran su compañia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí