Así es, no es una broma, esta es una cerveza polaca hecha con el “ácido láctico vaginal de los modelos de ropa interior caliente”.

La bebida extraña fue lanzada por una cervecería de Varsovia llamada ‘La Orden de Yoni’. ‘Yoni’ es la palabra sánscrita para vagina.

Los clientes ahora pueden comprar la cerveza y probar la ‘esencia‘ de las modelos en varios bares desde su estreno el 28 de julio de 2018 en la ciudad polaca de Katowice.

El sitio web The Order of Yoni, de la cervecería le dice a los clientes potenciales: ‘Imagina a la mujer de tus sueños, tu objeto de deseo.

Su encanto, su sensualidad, su pasión. Ahora puedes probar cómo sabe, sentir su olor, escuchar su voz.

Monika (izquierda), una de las modelos que contribuyó a la creación de la cerveza, sostiene una botella. Otra modelo, Paulina, (derecha), muestra la cerveza. Los clientes ahora pueden comprar la cerveza y probar la ‘esencia’.

Sin embargo, uno de los primeros clientes que probaron la cerveza, fue Grzegorz Majewski, y no quedó impresionado, al contrario se quejó de que tuviera el costo de 25 zloty o su equivalente a casi 6.00 dólares. La cerveza cuesta lo mismo que una botella de vino normal.

Él dijo: ‘La gente lo probará por curiosidad, pero no creo que sea una adición regular sobre la mesa para los amantes de la cerveza’.


El fundador de la compañía, Wojtek Mann, describió el proceso mediante el cual un ginecólogo tomó muestras de sus dos modelos “calientes”, Paulina y Monika, y aisló las bacterias del ácido láctico en un laboratorio.

El sitio web describe el proceso de manera ambigua, explicando: ‘El secreto de la cerveza reside en su vagina.

Utilizando técnicas microbiológicas de alta tecnología, aislamos, examinamos y preparamos bacterias del ácido láctico de la vagina de una mujer única”.

En medio de las preocupaciones sobre las implicaciones higiénicas de la cerveza, la Orden de Yoni aseguró a los consumidores que las mujeres habían sido revisadas por completo antes de someterse a los frotis y que el proceso científico que utilizan para aislar las bacterias y eliminar todos los elementos potencialmente desagradables.

Este no es el primer intento que Mann ha hecho en esta dirección. Hace cuatro años, trató de convencer a la gente para que financiara su proyecto, pero solo logró recaudar 1,578 euros (£ 1,400 GBP) de un objetivo de 150,000 euros (£ 133,000).

Sin embargo, el emprendedor decidido logró recaudar los fondos a través de un solo inversor, y finalmente hizo realidad su sueño de cerveza vagina.

Él dijo: “Logramos encontrar un inversor que creyera en este proyecto y nos apoyara financieramente”.
Y dime, tu probarias esta cerveza?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí